Pinellas

Autoridades ofrecen detalles exactos del mortal accidente aéreo en Clearwater

El accidente ocurrió el pasado 1 de febrero en una comunidad de casas móviles llamado Bayside Waters.

Telemundo

Un avión Beech V35B, matrícula N6659L, se estrelló contra dos residencias el pasado 1 de febrero a las 7:07 p.m., dejando tres personas muertas y una herida en Clearwater.

Las autoridades dijeron que el accidente no solo terminó con la vida del piloto comercial que manejaba la aeronave, sino que también cobró la vida de dos ocupantes de una de las casas afectadas, mientras que un residente de la segunda vivienda implicada sufrió lesiones menores.

El avión, que estaba realizando un vuelo personal bajo el Título 14 del Código de Regulaciones Federales Parte 91, había partido aproximadamente a las 6:09 p.m. del Aeropuerto Municipal de Vero Beach en Vero Beach, Florida, con un plan de vuelo por instrumentos con destino al Clearwater Air Park en Clearwater, Florida.

A las 7 p.m., cuando la aeronave se encontraba a unas 4.1 millas náuticas al sureste de la pista 34 en CLW, el piloto canceló la autorización IFR, procediendo bajo las reglas de vuelo visual.

Testigos en el Clearwater Air Park informaron que el piloto comunicó a través de la frecuencia de asesoramiento de tráfico común que no lograba encontrar el aeropuerto y solicitó el encendido de las luces de la pista, que ya estaban activadas por otro avión que acababa de aterrizar.

Tras una segunda solicitud del piloto, la iluminación de la pista controlada por el piloto se ajustó a la máxima intensidad. Posteriormente, se escuchó al piloto reportar un incendio en su cabina, la cual no pudo ser determinada ya que la información no se grabó.

El vuelo continuó hacia el oeste de Clearwater Air Park y luego giró hacia el noroeste, siguiente a la pista 34. A las 7:03, el piloto giró hacia el sureste.

A las 7:05, el avión, volando a 1,100 pies sobre el nivel del mar, emitió un código transpondedor 7700, señal de emergencia. El piloto comunicó estar perdiendo potencia en el motor y, a pesar de las indicaciones del control de tráfico aéreo para dirigirse al Aeropuerto Internacional St. Pete-Clearwater, no hubo más transmisiones por parte del piloto.

Testigos en las cercanías describieron haber visto la aeronave en un descenso incontrolado, acompañado de una luz muy brillante precipitándose hacia el suelo. Otro testigo en tierra observó una bola de fuego en el aire antes del impacto, sin reconocer inicialmente que se trataba de un avión.

Videos de negocios cercanos al lugar del accidente captaron una luz descendiendo abruptamente, acompañada de sonidos de funcionamiento del motor, seguido de una explosión. Estos materiales han sido entregados al Laboratorio de Grabadoras de Vehículos de la NTSB para un análisis más detallado.

Los restos del avión, gravemente dañados por el calor y fragmentados por el impacto, han sido asegurados para una examinación más exhaustiva, según el informe de las autoridades.

Contáctanos