Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Inesperada visita de Trump al médico: cómo está la salud del mandatario

El presidente Trump, de 73 años, se prepara para un 2020 "muy ajetreado".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sorpresiva visita de Trump al médico: cómo está su salud

    El presidente Donald Trump se preparaba para un 2020 "muy ajetreado" y se sometió este sábado a sorpresivos exámenes médicos. 

    (Publicado domingo 17 de noviembre de 2019)

    BETHESDA, Maryland — El presidente Donald Trump pasó más de dos horas en el Centro Médico Nacional Walter Reed el sábado para someterse a lo que la Casa Blanca describió como pruebas de salud correspondientes a su revisión médica anual.

    La consulta no figuró en el calendario de actividades públicas de fin de semana de Trump, cuyo previo examen médico fue realizado en febrero. La secretaria de prensa Stephanie Grisham dijo que el presidente, de 73 años, “esperaba un 2020 muy ajetreado” y quería aprovechar “un fin de semana libre” en Washington para comenzar una parte de su revisión médica de rutina.

    Grisham no abundó en detalles sobre los exámenes ni explicó las razones de que su visita médica no haya sido revelada por adelantado. En 2018 y 2019, las revisiones médicas de Trump fueron anunciadas por adelantado y aparecieron en su calendario de actividades públicas.

    Grisham dijo que el presidente fue sometido a “un rápido examen médico y análisis de laboratorio” y aseguró que Trump mantiene una buena salud.

    “El presidente sigue sano y vigoroso sin quejas, como lo demuestra en sus frecuentes presentaciones vigorosas en actos ante miles de estadounidenses varias veces por semana”, aseveró la secretaria de prensa.

    Fue la novena visita del presidente al hospital desde que asumió el cargo.

    La revisión médica del 8 de febrero mostró que Trump había subido de peso y estaba considerado oficialmente obeso. Su índice de masa corporal fue 30.4 y pesó 243 libras.

    Es esa ocasión, supervisada por su médico Sean P. Conley, duró más de cuatro horas y contó con la participación de un panel de 11 especialistas.

    “Me complace anunciar que el presidente de Estados Unidos tiene muy buena salud y anticipo que permanecerá igual por el tiempo que dure su presidencia y mucho después”, escribió Conley en ese entonces.

    Los resultados de los exámenes fueron difundidos seis días después y mostraron que Trump tenía un peso de 110,2 kilogramos (243 libras), en comparación con los 107 kilogramos (236 libras) en septiembre de 2016, antes de que fuera presidente.

    Según los médicos, una persona es considerada obesa con un índice de masa corporal de 30 calculado con la fórmula ordinaria. Alrededor de 40% de los estadounidenses es obeso. Esta condición eleva el riesgo de que sufran enfermedades cardiacas, diabetes, un derrame cerebral y algunos tipos de cáncer.

    Trump no fuma ni bebe alcohol, pero se sabe que es amante de la comida rápida, la carne roja y los postres. Practica golf como su principal forma de ejercitarse.