¿Qué causa la crisis de las algas en Florida? 5 cosas que debes saber

La proliferación de algas y la marea roja han matado a miles de peces en Florida.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hombre es acusado de patear un gatito hasta la muerte
    Getty Images
    Varios peces muertos en Sanibel, Florida, el 1 de agosto del 2018.

    Dos grandes proliferaciones de algas marinas en Florida están matando a los peces y son una amenaza a la salud pública. A lo largo de la costa del suroeste, una de las mayores invasiones de marea roja en la historia del estado ha afectado más de 100 millas de playas.

    Mientras tanto, las descargas de agua dulce contaminada procedente del Lago Okeechobee y aguas residuales de las cuencas de St. Lucie y Caloosahatchee han causado una proliferación de algas verdes en los estuarios que corren río abajo en ambas costas.

    Comisión de Conservación de Pesa y Vida Silvestre de Florida

    Karl Havens, profesor de la Universidad de Florida, explica qué está causando este fenómeno.

    ¿Cuál es la diferencia entre marea roja y algas verdes?

    Ambas son organismos microscópicos fotosintétiicos que vive en el agua. Las algas verdes son llamadas apropiadamente cianobacterias. Hay algunas especies de cianobacteria en el océano, pero la proliferación- caracterizada por niveles extremadamente altos que crean una capa verde gelatinosa en la superficie- ocurre sobre todo en ríos y lagos, donde la salinidad es baja.

    Las mareas rojas son causadas por un tipo de alga llamada dinoflagelados, que también es común en lagos, ríos, estuarios y los océanos. Pero la especie particular que causa las mareas rojas, que literalmente pueden hacer que el agua se vea del color de la sangre, sólo vive en agua salada.

    ¿Qué causa estas ploriferaciones?

    Las proliferaciones ocurren en los lugares en que los lagos, ríos o cuerpos de agua cerca de la costa tienen altas concentraciones de nutrientes, en particular nitrógeno y fósforo. Algunos lagos y ríos tienen altas concentraciones de nutrientes de manera natural. Sin embargo, en el Lago Okeechobee y en los estuarios de St. Lucie y Caloosahatchee, la contaminación de nutrientes causada por los humanos está provocando las proliferaciones. Las aguas están recibiendo concentraciones muy altas de nitrógeno y fósforo de tierras agrícolas, fugas de sistemas sépticos y residuos de fertilizantes.

    Las mareas rojas se forman en el mar y no está claro si son más frecuentes. Cuando las corrientes oceánicas arrastran una marea roja a la orilla, puede intensificarse especialmente donde hay nutrientes abundantes para alimentar el crecimiento de las algas. Este año, tras las fuertes lluvias de la primavera y debido a las descargas de agua del Lago Okeechobee, los ríos arrastraron una gran cantidad de nutrientes cerca de la costa del Golfo de México, lo que alimentó la gran marea roja.

    La marea roja ha matado a miles de peces y otros animales marinos, mientras las agencias estatales han emitido alertas de salud en relación con estos fenómenos.

    ¿Qué tan peligrosas son para los humanos y el medio ambiente?

    Las alertas de salud sobre la marea roja están relacionadas con irritación respiratoria, que es de particular preocupación para personas con asma y otros problemas respiratorios. Pero casi cualquiera que camine por una playa donde haya marea roja experimentará rápidamente ojos llorosos, secreción nasal y molestias en la garganta. El alga que causa la marea roja libera un químico tóxico en el agua que se transporta fácilmente al aire cuando las olas rompen en la orilla.

    Algunas personas son alérgicas a las proliferaciones de cianobacteria y pueden tener erupciones en la piel. Varios de mis colegas han desarrollado erupciones al meter las manos en el agua para recoger muestras. No se recomienda entrar en contacto con agua que tenga una proliferación de cianobacteria. Y si los animales de granja o domésticos beben de esta agua, pueden enfermar seriamente o morir.

    ¿Cómo se pueden preparar los estados para estos eventos?

    El inicio de la proliferación de algas es impredecible. Sabemos que los altos niveles de nutrientes pueden provocar proliferaciones en lagos o la costa. Incluso podemos predecir con determinada certeza que la proliferación es probable en un verano en particular, por ejemplo si en la primavera anterior las fuertes lluvias y los residuos procedentes de las tierras llevan grandes cantidades de nitrógeno y fósforo al agua.

    Pero no podemos predecir con exactitud cuándo se inicia o termina la proliferación, porque eso depende de cosas que no podemos proyectar. ¿Por qué la proliferación de cianobacteria comenzó en el Lago Okeechobee este verano? Quizá porque hubo varios días consecutivos soleados y calientes con pocas nubes y poco viento. En muchos lagos en Florida, y muchos otros en el país, hemos cargado la tierra circundante con tanto fósforo y nitrógeno de residuos agrícolas y urbanos que sólo se necesitan las condiciones climáticas adecuadas para causar la proliferación: una primavera lluviosa y luego unos cuantos perfectos días soleados en el verano.

    No podemos controlar el clima, pero podemos controlar la contaminación por nutrientes, tanto reduciendo sus fuentes como capturando y tratando el agua que escurre de largas áreas de tierra. Florida tiene varios proyectos en marcha como parte de los esfuerzos de restauración de los Everglades, pero tomará décadas para completarlos.

    Un aspecto clave en la rehabilitación de lagos, ríos y estuarios contaminados es saber si las acciones está teniendo un efecto positivo. Esto requiere programas de monitoreo ambiental de largo plazo, que desafortunadamente han sido reducidos en Florida y muchos otros estados debido a recortes presupuestales.

    Un monitoreo cuidadosamente diseñado podría ayudarnos a entender los factores que afectan el tipo de proliferaciones que ocurren y que hace que se inicien y terminen en momentos particulares, a la vez que proporcionarían guías para estrategias de control de nutrientes. No tenemos un monitoreo a ese nivel ahora en Florida.

    ¿El cambio climático está influyendo en el tamaño y frecuencia de estos fenómenos?

    Los científicos han demostrado claramente que hay una relación positiva y sinérgica entre la temperatura del agua, los nutrientes y las proliferaciones de algas. En un futuro más cálido, con el mismo nivel de contaminación por nutrientes, las proliferaciones serán más difíciles, si no imposibles de controlar. Eso significa que es urgente control el flujo de nutrientes a lagos, ríos y estuarios ahora.

    Desafortunadamente, hoy el gobierno federal está relajando las regulaciones ambientales para promover un mayor desarrollo y creación de empleos. Pero la conservación y el desarrollo económico no son incompatibles. En Florida, una economía saludable depende fuertemente de un medio ambiente saludable, incluyendo la superficie del agua limpia y libre de estas dañinas proliferaciones.