Los almendrones cubanos distinguen las calles de La Habana